De no creer
Plaza Colonia parecía abrochar los 3 puntos ante la IASA pero se quedó con las manos vacías. Por el marco de la fecha número 7 del Apertura, Plaza Colonia recibió a Sud América en el Suppici, el domingo a la tarde.



Todo comenzó de manera inmejorable para el equipo que ahora dirige Edgardo Arias, frente a un rival directo como el conjunto naranja, producto de un gran golpe de cabeza que asestó Federico Ramos, tras un buen centro de Furia, decretando el 1 a 0, cuando tan solo transcurrían 3 minutos de juego.  El resto de la primera parte fue equilibrado, con el equipo buzón manejando el balón pero sin lograr lastimar.

En la segunda mitad el albiverde salió dormido, y tras un largo pelotazo, Gaston Colman ganó la espalda de Baltasar Silva y definió fuerte al primer palo para poner la paridad.  Luego de ese impacto, Plaza Colonia reaccionó y empezó a buscar el empate, hasta que llegó una bomba de más de 25 metros de Facundo Waller, que se coló en el ángulo superior derecho del arquero venezolano Baroja.  A falta de 15 minutos para el final, todo hacía indicar que el patablanca se quedaba con 3 puntos de oro, de hecho, el Equipo de Todos contó con chances como para liquidar el pleito pero no lo pudo lograr.

Hasta que al final, al minuto 38 del complemento, el venezolano Heber García, quién había ingresado muy enchufado en la IASA, utilizó su picardía, para quedarse atrás del arco de Plaza, tras un ataque de Sud América, esperando que el arquero Guirín, que había tenido un gran partido, soltara la pelota para sacar con el pie, García rápido y astuto, le robó el balón al meta albiverde y definió con el arco vacío para poner el 2 a 2 y dejar a todo el estadio estupefacto.  Aún así hay que remarcar que el tanto debió ser anulado a nuestro entender, debido a que García abandona el campo no por una acción de juego, si no de profesor y vuelve al mismo sin autorización del árbitro para sacar ventaja de su posición.  Un gol fuera de libreto que no estaba en los planes de nadie, llevó a que el equipo coloniense sintiera ese mazazo, y tomara el tercer gol de la tarde, tras un centro del capitán Julián Perujo que encontró mal parada a la defensa, y a Gonzalo Mastriani atento para cabecear, el disparo fue atajado por el golero palmirense, pero el rebote le cayó al goleador que mandó a guardar la pelota, desatando la desazón absoluta de los placistas.

Final y victoria por 3 a 2 para Sud América, un rival directo que ahora se escapa a 7 puntos en la tabla del descenso, cuando se estuvo a minutos de tenerlo a una sola unidad.  El equipo mejoró pero ahora Arias deberá trabajar en lo anímico para superar una derrota tan dura, previo al juego frente a Juventud, el próximo domingo en Las Piedras.